miércoles, 2 de noviembre de 2016

Aprendamos algo sobre el infrarrojo


Nuestros ojos detectan la ondas de luz visible, que es una de las pocas radiaciones que penetra nuestra atmósfera, y que es posible detectar desde la superficie de la Tierra. Además de esa luz visible, existen longitudes de onda que no somos capaces de ver con nuestros ojos. Solo podemos ver una pequeña parte del espectro de toda la gama de radiación electromagnética que existe. 


Spitzer

El espectro electromagnético esta compuesto por los rayos gamma, los rayos X, los rayos ultraviloletas, la luz visible, los rayos infrarrojos, las microondas y las ondas de radio. La única diferencia que existe entre estos tipos de radiación es lo que llamamos longitud de onda y su frecuencia. A medida que pasamos de los rayos gamma a las ondas de radio, la longitud de onda aumenta y la frecuencia disminuye (ojo, también disminuyen la energía y la temperatura). Todas estas radiaciones viajan a la velocidad de la luz, a 300.000 km/sg en el espacio vació


ecured


Además de la luz visible, a la superficie de la Tierra llegan también ondas de radio desde el espacio, una parte del espectro infrarrojo y una parte muy pequeña de radiación ultravioleta. Aunque tenemos la suerte de que tenemos un divino protector de esa luz maligna para el ser humano, la atmósfera terrestre bloquea el resto de la radiación, peligrosa y mortal para todas las formas de vida de la Tierra.


observatorio / la Tierra en ultravioleta

Aclaremos que la luz viaja a través del Universo como una onda, pero es bastante diferente de las ondas que vemos en movimiento a través de la superficie acuosa de un lago. Las ondas de luz se componen de campos eléctricos y magnéticos. Los científicos también llaman a la luz, la radiación electromagnética.



Rayos X (astrojem)

Los ojos del ser humano detectan diferentes longitudes de onda de luz visible como son las diferencias de color. El color es la forma en la que el cerebro convierte las diferentes longitudes de onda de luz. La luz roja tiene una longitud de onda mayor que la luz verde, que a su vez tiene una longitud de onda mayor que la luz azul. 


astrojem

La longitud de onda de la luz infrarroja es más larga que la luz roja, en algunos casos muchos cientos de veces más. Estas longitudes de onda más larga llevan menos energía que la luz roja y no se activan los fotorreceptores de los ojos, por lo que no se pueden ver.



coolcosmos

Las cosas clientes brillan a través de un proceso denominado "Radiación del cuerpo negro". El siguiente gráfico muestra cómo brillan las cosas calientes cada vez en todo el espectro visible e infrarrojo. Los objetos muy calientes como nuestro Sol, brillan intensamente y la mayor parte de su luz se encuentra en el espectro visible. El cambio a temperaturas mas frías, como el filamento de una bombilla de luz, disminuye la luz y la desplaza hacia un brillo de color naranja cálido. 



NASA

A temperaturas cada vez mas bajas, como el elemento de un calentador eléctrico, los cambios del pico de salida se producen en roja e infrarroja del espectro. Incluso los objetos fríos emiten radiación de cuerpo negro, pero lo hacen en luz infrarroja.



coolcosmos

Dentro del espectro electromagnético, la radiación infrarroja se encuentra entre el espectro visible y las microondas. Las ondas infrarrojas tienen longitudes de onda más largas que la luz visible, pero mas cortas que las microondas. El término infrarrojo cercano se refiere a la parte del espectro infrarrojo que se encuentra próximo a la luz visible. El término  infrarrojo lejano denomina la sección mas cercana a la región de las microondas.


coolcosmos

Para terminar con las curiosidades de hoy, el ser humano siente los efectos de la radiación infrarroja cada día. El calor de la luz del Sol, del fuego, de un radiador o el calor que desprende el asfalto de una carretera. Es una radiación que no podemos ver, los nervios humanos pueden sentirla como calor. De hecho, las terminaciones nerviosas de la piel son sensibles a la temperatura y pueden detectar la diferencia entre la temperatura interior del cuerpo y la temperatura exterior de la piel.



Fuente: Spitzer/NASA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada