lunes, 31 de diciembre de 2012

Centro Europeo de Ciberdelincuencia


El pasado 28 de marzo de 2012 la Comisión Europea presentó la COM (2012) 140 final, sobre «La represión del delito en la era digital: creación de un centro europeo de ciberdelincuencia».


Foto: hablamosdeeuropa.es
 
Para que el Centro Europeo de Ciberdelincuencia aporte un valor añadido sin dejar de respetar el principio de subsidiariedad, se propone que se concentre en las siguientes grandes parcelas de la ciberdelincuencia:

 i) ciberdelitos cometidos por grupos de la delincuencia organizada, especialmente los que generan extensos réditos ilegales mediante el fraude en línea;

 ii)) ciberdelitos que provocan daños graves a sus víctimas, como la explotación sexual de menores en línea; y

 iii) ciberdelitos (incluidos los ciberataques) que afectan a infraestructuras y sistemas de información esenciales de la Unión.
 
 
Dado que la ciberdelincuencia está en continua evolución, se deben tomar medidas tanto para atender a las necesidades de los Estados miembros como para abordar la emergencia de las nuevas amenazas de ciberdelincuencia a las que se enfrenta la Unión. Las funciones del Centro Europeo de Ciberdelincuencia son:
 
- servir de punto central de información sobre la delincuencia en Europa.
 
-  aunar el conocimiento sobre ciberdelincuencia europea para contribuir a la capacitación de los Estados miembros.
 
- prestar apoyo a los Estados miembros en investigaciones de ciberdelincuencia. 
 
- y ser la voz colectiva de los investigadores de ciberdelincuencia europeos ante los organismos de orden público y el estamento judicial.
 
El mundo de la delincuencia organizada extiende su actividad al ciberespacio y las fuerzas de orden público deben acompasar a ello sus esfuerzos. La UE puede proporcionar a los Estados miembros y a la industria las herramientas necesarias para abordar la nueva amenaza de una ciberdelincuencia en continua evolución que, por definición, no conoce fronteras. Una vez que se garanticen los recursos humanos y financieros necesarios, el Centro Europeo de Ciberdelincuencia funcionará como punto central de la lucha de Europa contra la ciberdelincuencia; aunando conocimientos, apoyando las investigaciones penales, y fomentando soluciones válidas en toda la UE y concienciando sobre los problemas de la ciberdelincuencia en toda la Unión. Como tal, el Centro contribuirá a salvaguardar un internet abierto y una economía digital legal y a proteger en línea a ciudadanos y empresas de Europa.
 
 
Fuente: COMUNICACIÓN DE LA COMISIÓN AL CONSEJO Y AL PARLAMENTO EUROPEO, COM (2012) 140 final, «La represión del delito en la era digital: creación de un centro europeo de ciberdelincuencia».
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada