domingo, 16 de julio de 2017

Impacto del Cometa Shoemaker Levy 9 en Júpiter


De los días 16 al 22 de julio de 1.994, una serie de objetos del Cometa P/Shoemaker-Levy-9 impactaron contra Júpiter. Esta colisión de cuerpos dentro del sistema solar fueron espectaculares, dado que el cometa se había fragmentado al menos en 21 objetos con diámetros de hasta 2 kilómetros de diámetro.


NASA


El cometa se aproximaba a Júpiter y todos los telescopios del mundo estaban pendientes del evento, se seguía al minuto los avances de los trozos fragmentados del cometa. Se sabía que chocaría a mediados de julio de 1.994.



Cometa Shoemaker-Levy-9 28 de marzo de 1993


Se esperaba que los impactos de los fragmentos sobre la atmósfera del planeta, generaran una gran cantidad de energía, quizás más que las explosiones de todos los arsenales nucleares del mundo.



NASA - Hubble 1 de julio de 1.993

Se estimaba que los impactos se producirían en el lado nocturno de Júpiter, y no serían visibles las explosiones desde la Tierra.



Evolución material cometa en 1994


Pero desde la Tierra, todos los astrónomos profesionales y aficionados podían observar los destellos de la luz de los impactos.


Hubble evolución cometa


A largo plazo, y debido a la rotación del planeta, las nubes atmosféricas, y los penachos de material expulsado, junto con las perturbaciones térmicas y sísmicas pueden ser observables en una hora después del impacto. Justo cuando la rotación de Júpiter, permita la visibilidad desde la Tierra.



NASA - Ilustración pre-impacto


Los análisis de alta resolución del cometa captadas por el telescopio espacial Hubble, en julio de 1.993, indicaban que los principales fragmentos varían en tamaño de uno a varios kilómetros de diámetro. Los grandes fragmentos se insertan en una nube de restos de material que varían de tamaño, hasta partículas microscópicas.



Visión artistica impacto JPL


El cometa había sido detectado por primera vez en una fotografía la noche del 24 de marzo de 1.993, con el telescopio del Monte Palomar de California. Las observaciones se usaron para demostrar que el cometa estaba en órbita alrededor de Júpiter, y que durante su acercamiento, las desiguales atracciones gravitacionales de Júpiter sobre el cometa hicieron que se fragmentara.







La colisión de un cometa fragmentado contra Júpiter...

















Fuente: NASA / JPL


No hay comentarios:

Publicar un comentario