viernes, 20 de mayo de 2016

Una tormenta sobre el Sahara


Esta bellisima imagen la tomó el astronauta Alexander Gerst desde la ISS. Se puede observar una enorme tormenta de arena...



ESA



La naturaleza es sabia, nos da vida, pero a veces nos la arrebata. Simplemente el agua, con el paso del tiempo, es capaz de demoler una montaña. Debemos cuidarla para que ella nos trate bien. Cuanto mas influimos en el cambio climático, más se rebela en contra de nosotros. Debemos de buscar un punto de equilibrio y aprender a defendernos de sus arrebatos. El desierto sufre su azote, hace bailar las dunas y extender sus zarpas sobre terrenos indefensos. Al final, todos somos polvo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada