domingo, 27 de noviembre de 2016

Diferencia entre llamaradas solares y CMEs



Desde Redes Sociales vamos a intentar explicar la diferencia entre una llamarada solar y una CME, o Eyección de Masa Coronal. Ambas son gigantescas explosiones de energía pero en realidad son diferentes. Los dos fenómenos se producen a veces al mismo tiempo, de hecho, las erupciones más fuertes están casi siempre relacionadas con las CMEs, pero emiten cosas diferentes, viajan de manera diferente y tienen efectos diferentes cerca de los planetas.






Ambas erupciones se crean cuando el movimiento del interior del Sol compone sus propios campos magnéticos. Los campos magnéticos realinean explosivamente la conducción de grandes cantidades de energía en el espacio.


CME


Este fenómeno puede crear un repentino destello de luz, una llamarada solar. Las llamaradas pueden durar desde 5 minutos hasta horas, y contienen enormes cantidades de energía. Una llamarada solar es una explosión intensa de la radiación que viene de la liberación de la energía magnética asociada con las manchas solares. Las llamaradas se ven como áreas brillantes en el Sol, la vemos por los fotones que libera, y son monitorizados en rayos X y luz óptica. Viajan a la velocidad de la luz, se tarda apenas 8 minutos en que una llamarada solar llegue a la Tierra. 







Según los estudios la cantidad de actividad solar aumenta aproximadamente cada 11 años, lo que significa que aumentas las llamaradas. Las llamaradas mas grandes se conocen como de la clase X, que basan las llamaradas dependiendo de su fuerza. Las mas pequeñas son de la clase A, seguidas de las clases B, C, M y X. Cada letra representa un aumento de 10 veces la producción de energía. Las llamaradas de clase C y las llamaradas más pequeñas son demasiado débiles para afectar notablemente a la Tierra, en cambio las de clase M pueden causar breves apagones de radio en los polos y tormentas menores de radiación que podrían poner en peligro a los astronautas. Además las llamaradas de clase X pueden ir de una escala de 1 a 9.



CME

Las contorsiones magnéticas también pueden crear otro tipo de explosión que arroja materia solar al espacio. Este segundo tipo son las eyecciones de masa coronal, conocidas como CMEs. Una llamarada es como un flash, pero haciendo una alegoría, una CME es como una bala de cañón, propulsada hacia delante en una única dirección.






La CME es una inmensa nube de partículas magnetizadas lanzadas al espacio. Viaja a mas de un millón de kilómetros por hora, pero ese material caliente lanzado que se llama plasma, tarda hasta tres días en llegar a la Tierra.



earthobservatory/NASA - llamaradas

Las llamaradas y CMEs tiene diferentes efectos sobre la Tierra, la energía de una llamarada puede interrumpir el área de la atmósfera a través de la cuales viajan las ondas de radio. Y puede producir apagones temporales en las señales de navegación y comunicaciones.






Por otro lado, las CMEs pueden embocar partículas en el espacio cercano a la Tierra. Una CME puede empujar los campos magnéticos de la Tierra, creando corrientes que conducen las partículas hacia abajo, hacia los polos de la Tierra. Cuando estos reaccionan con el oxigeno y el nitrógeno, ayudan a crear las auroras. Los cambios magnéticos que producen pueden alterar algunas tecnologías, y las radios pueden transmitir estática, y las coordenadas GPS se desvían de su posición. Las oscilaciones magnéticas también pueden crear corrientes eléctricas en las redes de la Tierra, sobrecargando los sistemas eléctricos.



llamarada del 4 de noviembre de 2003 en ultravioleta extremo - NASA/SOHO











Escala que mide las CMEs:

Tipo S: CME con velocidades inferiores a 500 km/s

Tipo C: común entre 500-999 km/s

Tipo O: ocasional 1000-1999 km/s

Tipo R: rara 2000-2999 km/s

Tipo ER: extremadamente rara > 3000 km/s













Fuente: NASA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada