sábado, 30 de mayo de 2015

Los Olivos



¡Viejos olivos sedientos
bajo el claro sol del día,
olivares polvorientos
del campo de Andalucía!
¡El campo andaluz, peinado
por el sol canicular,
de loma en loma rayado
de olvidar y de olvidar!
Son las tierras
soleadas,
anchas lomas, lueñes sierras
de olivares recamadas.






Mil senderos. Con sus machos,
abrumados de capachos,
van gañanes y arrieros.
De la venta del camino
a la puerta, soplan vino
trabucaires bandoleros!
Olivares y olivares
de loma en loma prendidos
cual bordados alamares.
Olivares coloridos
de una tarde anaranjada;
olivares rebruñidos
bajo la luna argentada.







Olivares centellados
en las tardes cenicientas,
bajo los cielos preñados
de tormentas...
Olivares, Dios os dé
los eneros
de aguaceros,
los agostos de agua al pie,
los vientos primaverales
vuestras flores racimadas;
y las lluvias otoñales,
vuestras olivas moradas.
Olivar, por cien caminos,
tus olivitas irán
caminando a cien molinos.







Ya darán
trabajo en las alquerías
a gañanes y braceros,
¡oh buenas frentes sombrías
bajo los anchos sombreros!...
¡Olivar y olivareros,
bosque y raza,
campo y plaza
de los fieles al terruño
y al arado y al molino,
de los que muestran el puño
al destino,
los benditos labradores,
los bandidos caballeros,
los señores
devotos y matuteros...






Ciudades y caseríos
en la margen de los ríos,
en los pliegues de la sierra!...
Venga Dios a los hogares
y a las almas de esta tierra
de olivares y olivares!




Antonio Machado (Los Olivos)



viernes, 29 de mayo de 2015

Para mi, no es chatarra






Soñé que tú me llevabas,

por una blanca vereda,







en medio del campo verde

hacia el azul de las sierras,






hacia los montes azules

una mañana serena.







Sentí tu mano en la mía, 

tu mano de compañera,







tu voz de niña en mi oído 

como una campana nueva, 







como una campana virgen

de un alba de primavera. 







Eran tu voz y tu mano 

en sueños tan verdaderas!






Vive esperanza, ¡ quién sabe

lo que se traga la tierra ¡








Antonio Machado (1875 - 1939)








miércoles, 27 de mayo de 2015

¿Te apetece una Coca-Cola?


Why not? seria mi respuesta inmediata. Durante muchos años he sido adicto a la Coca-Cola, ¿adicto?, si... adicto; tenía una necesidad imperiosa, era una cosa inexplicable, llegó a convertirse en imprescindible. Pero con el tiempo, he sido capaz de controlar ese instinto que me dominaba. Ahora solo la tomo cuando realmente me apetece.





Con el tiempo, la botella original se hizo mas pequeña...





Y de sabores diferentes...





Me encantaría visitar la fabrica central en USA.






¿Sabias que todo empezó hace mas de 100 años en una farmacia?





Los primeros transportes en la época fueron revolucionarios...





Incluso en una Harley !!!













Fueron evolucionando...





Wow, me apetece una !!!






jajaja... 



martes, 26 de mayo de 2015

¿Cual es tu estado de ánimo?



Unas veces me siento
como pobre colina
y otras como montaña
de cumbres repetidas.





Unas veces me siento
como un acantilado
y en otras como un cielo
azul pero lejano.






A veces uno es
manantial entre rocas
y otras veces un árbol
con las últimas hojas.






Pero hoy me siento apenas
como laguna insomne
con un embarcadero
ya sin embarcaciones






una laguna verde
inmóvil y paciente
conforme con sus algas
sus musgos y sus peces,






sereno en mi confianza
confiando en que una tarde
te acerques y te mires,
te mires al mirarme.


Mario Benedetti (Estados de animo)


lunes, 25 de mayo de 2015

Días de tormenta


Como continuación a la entrada de ayer, otra selección de efectos luminosos de la naturaleza...