jueves, 27 de diciembre de 2012

Bloqueo de las redes sociales en las empresas

De todos es bien sabido, que un trabajador pierde productividad en el trabajo, si invierte su tiempo en conectarse a las redes sociales y a Internet, en vez de trabajar. Ver el correo electrónico en horas de trabajo es normal para todos, pero no esta bien visto por los empresarios. En mi antigua empresa teníamos "capado el acceso a Internet", pero siempre buscábamos alguna solución para poder tener acceso, poder ver nuestro correo personal, ver las noticias del día, etc.. Es posible que se considere motivo de despido si el empresario deduce que tienes una perdida de productividad, pero, en mi caso el acceso a Internet era necesario para poder realizar mi trabajo, buscar información y datos. Lógicamente se pedía un uso racional, y en mi caso, dado que me dejaban tener acceso, yo cumplía 100% con mi trabajo, mejoró mi productividad, mis informes eran mejores y se basaban en datos fidedignos (creíbles). Existía una confianza mutua, dado que ellos permitían, y yo cumplía. Pero no es así en todos los casos, "nos dan la mano y nos tomamos el brazo". Efectivamente, tenía compañeros que se excedían en sus funciones, e incluso nos perjudicaban a todos porque se descargaban películas y música en el trabajo, con lo que ralentizaba el ancho de banda.
 
En el artículo "el 48% de las empresas españolas bloquea el acceso a las redes sociales de sus empleados", de la web redsocial.es, describe que el acceso a Internet cada día es más largo, si incluimos todas las redes sociales de nuestro día a día, como facebook, Twitter, YouTube... El uso o no de tener acceso es una decisión del empresario. Personalmente creo que es una cuestión de confianza y de no abusar de ella.
 
Se deben tener en cuenta "los problemas y retos de seguridad que pueden surgir si los empleados utilizan las redes sociales desde los dispositivos tecnológicos de la empresa (ordenador, smartphone,…); y en segundo lugar, lo que esto supone para la productividad del empleado. De hecho, casi un tercio (31,8%) de las empresas españolas encuestadas por Kaspersky Lab consideran las redes sociales como una de las mayores amenazas informáticas, según datos del estudio de Kaspersky Lab realizado por B2B Internacional en julio de 2012".
 
"El 48% de las empresas en España bloquean el acceso de los trabajadores a las redes sociales como Facebook, Twitter o Google+. En el caso de redes sociales corporativas, como Linkedin, Plaxo o Viadeo, la restricción de uso sólo está presente en el 28% de las corporaciones".
 
"La prohibición de las redes sociales en la empresa ocupa el tercer lugar en el ranking de las restricciones, justo detrás de los juegos online y de las redes de intercambio de archivos, que están limitados en el 63% y el 62% de las empresas respectivamente".
 
Mucha veces "pagan justos por pecadores". Es decir, las personas que las utilizan de una manera equilibrada y racional, mientras no influya en su productividad, cumpliendo con su trabajo y con sus obligaciones, y si con ello el trabajador está feliz y contento,  ¿por qué no dejarle usarlas si con ello puede aumentar su productividad?. Es cierto que un abuso no es bueno, pero un uso racional no perjudica a nadie.
 
"Según estudios de la Universidad de Melbourne, los trabajadores que utilizan las redes sociales en su puesto de trabajo son un 9% más productivos ya que los breves descansos que hacen para conectarse permiten que vuelvan a su actividad más despejados".
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada