lunes, 15 de octubre de 2012

Record de salto a través de las redes sociales

     Ayer se produjo un hecho histórico, el austriaco Felix Baumgartner intentó batir un record mundial de salto. La idea era saltar en caída libre desde un globo, desde la estratosfera, a mas de 36.000 m de altura, y batir también el record de velocidad en caída libre. Hecho que hubo que posponer por la existencia de viento que podían poner en peligro la misión. Con una gran transcendencia se emitía en directo por todos los medios de comunicación, sobre todo la televisiones de todo el mundo. Redbull, patrocinador del evento, había habilitado una pagina web para verlo en directo, en la que retransmitían en tiempo real la altura a la que se encontraba el globo, su posición GPS, la temperatura interior y exterior de la cabina de salto, la velocidad de ascenso, etc. También llevaba una gran cantidad de cámaras para verlo de muchos ángulos, era un evento muy esperado.



 
     Pues bien, a través de las redes sociales se seguía el evento con gran espectación. Yo lo estaba viendo por Teledeporte en la TV, también lo seguía en la web de Internet, pero además realizaba un seguimiento con los comentarios que se producían en Facebook. Mi hermano, a mas de 600 km de distancia de mí, se le ocurrió la idea de colgar una foto del evento de su ordenador, y colgarla en Facebook.  En ese momento, Facebook, se convirtió para mi, y para los que nos estaban siguiendo, en una tarde muy divertida, a través de mensajes durante las dos horas que duró la ascensión, y los cinco minutos de caída libre. Pudimos disfrutar de todas las alturas a las que llegaba, con comentarios jocosos, haciendo apuestas hasta donde llegaría, siguiendo la temperatura de la ascensión, aplaudiendo cuando superó el record de altura, llegando a ascender hasta los 39.000 m. Todos estábamos de los nervios porque no veíamos el momento de abrir la puerta y saltar. Tenía que despresurizarse la cabina y tardó más de lo que esperábamos. Pero al fin, abrió la puerta, se lo tomo con calma, se agarro, saludo, y saltó. Fue un momento, puf, hay que vivirlo, ahora había que cruzar los dedos para que no pasara nada, en los primeros minutos consiguió batir en caída libre la velocidad del sonido. (Luego nos reímos mucho porque en un periódico dijeron que había superado la velocidad de la luz, menuda metedura de pata, pero muy divertida). Llegó a los 1.342,8 Km/h (Mach 1,24), nunca se había conseguido en caída libre. Hubo un momento en que perdió el control y parecía que todo iba a salir mal, pero corrigió la caída y consiguió abrir el paracaídas. Aterrizó, y se puso de rodillas en el suelo, se llegó a comentar que había tenido un aterrizaje muy elegante. Lo consiguió !!.
 


 
     Ahora estamos todos esperando que publiquen los vídeos de las cámaras que tenía encima, para ver esas imagenes espectaculares que todos deseamos ver. Facebook no solo es una red social en la que se cuelgan fotos, enlaces, y se comentan, también sirve de medio de comunicación. Y puede ser muy divertido.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada